7 tips para convivir en la contingencia con tu familia

En estos momentos de estrés, miedo y ansiedad, queremos proponerte pensar en cómo estamos transmitiendo esto a los hijos, y más ahora con el período de aislamiento social, en donde vamos a estar juntos por muchos días.

Lo más importante de todo esto, es que estemos conscientes que los que llevamos las riendas somos los adultos, y que si queremos que esto sea llevadero, debemos tomar acciones desde el principio, antes de que la convivencia intensa y el estrés nos generen desgaste en las relaciones con los que más queremos.

Además la exigencia es trabajar vía remota, atender a los niños, preparar alimentos, limpieza etc… uff!

No es menor. 

La buena noticia es que no va a ser para siempre. Podemos vivir cada día, con lo que el día traiga. 

Este período va a terminar, como todo pasa en la vida.
¿Qué es o más importante en esta etapa?

Qué acciones tomar mientras tanto?

Te traemos algunas ideas para enfocarnos y sobrevivir a la cuarentena:

  1. Haz una lista de los deberes que vas a realizar. Separa lo indispensable (como preparar comida y trabajar) y lo deseable, como limpiar clóset, etc. Esta lista te ayudará a no estresarte por los deberes que no son indispensables. Combínalos para variar la rutina cuando ya son muchos días haciendo lo mismo. 
  2. Haz una lista de las cosas que realmente importan para el bienestar de tu familia: establecer rutinas, contar un cuento, poner actividades para que los niños se ocupen, cocinar juntos, etc. Con calma, paciencia y tolerancia a nosotros mismos, podemos cada día hacer algo para mejorar la convivencia y la salud emocional de todos, además de las tareas operacionales que se deben hacer.
  3. Aprende a desconectar del trabajo. Tal vez debas atender algunos pendientes del trabajo cuando los hijos duerman o estén más tranquilos. También comunica una señal que la familia sepa, entienda y atienda cuando estás en alguna tarea del trabajo muy importante, como una llamada… para que todos estén callados.
  4. Disfruta de momentos en calma… juegos de mesa, comidas juntos, conversaciones, cuentos, momentos… no esperes largos períodos de calma. Son momentos. Piénsalos como bendiciones y la energía cambiará de manera sustancial
  5. Dedícate tiempo a tí mismo diariamente. Sepárate de tu familia en una habitación a leer por 15 minutos, a arreglar plantas, a ponerte una mascarilla o a tomar un baño en calma. Esto es de verdad importante. Para poder cuidar y estar a cargo de una familia en un mismo espacio por tantos días, es indispensable tener una mente tranquila.
  6. Aprende técnicas de meditación y mindfulness. Hay muchos videos online para practicar durante estos días.
  7. Pon tiempos específicos al día para las noticias y las redes sociales. Si estás conectado todo el día, la ansiedad y el miedo serán prácticamente incontrolables. Esta energía se transmitirá a tu familia, creando el círculo vicioso que no queremos vivir. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *