Alfabetización Digital, ¡Indispensable!

Podemos quejarnos del enorme tiempo que nuestr@s pequeñ@s pasan frente a las pantallas, decir que, al hacerlo; desperdician demasiado de su tiempo y que podrían estar haciendo cosas más importantes. Ahora con la pandemia, muchas de esas “cosas importantes” suceden frente a una pantalla: las clases en línea, las tareas, los trabajos de equipo, los exámenes, incluso varias de las clases extracurriculares (deportivas, culturales o académicas), se dan a través de una pantalla. Sin embargo, hay muchísimas maneras en las que podemos sacar provecho de ese largo tiempo en pantalla.

Hoy en día el mundo está más que conectado a través de la tecnología, los aparatos electrónicos se han vuelto indispensables para nuestro día a día y, si bien, sabemos cómo ocuparlos, muchos de nosotros no tenemos idea de cómo funcionan, o las bases teóricas de su funcionamiento. Por esta razón, la gente con estas habilidades y conocimientos se ha vuelto más valiosa para las empresas y hemos escuchado decir que “la programación es el lenguaje del futuro”.

Así como en muchas escuelas enseñan francés, alemán y mandarín, otras han optado por dar a sus alumn@s herramientas básicas de programación y robótica para que los pequeños puedan entender cómo funcionan esos aparatos que ocupan todos los días. Desafortunadamente, son pocas las escuelas que todavía consideran innecesarias estas habilidades, pero esto no es razón para desanimarse, porque existen escuelas extracurriculares que ofrecen cursos de robótica, programación e incluso programación de videojuegos que ayudarán a que tu pequeñ@ se desarrolle de mejor manera en esta área.

Como siempre, hay que recordar que lo más importante es saber qué le gusta a tu pequeñ@ y con qué se siente cómod@. No podemos obligarlos a que aprendan un idioma que no les gusta y tampoco podemos obligarlos a programar si no es un área que les interesa, pero si notas que tu hij@ tiene cierta curiosidad, habilidad o interés por las computadoras y otros dispositivos, quizá esta sea una oportunidad para dejar de regañarl@ por pasar tanto tiempo jugando y poner esa energía en algo productivo que seguramente dará frutos en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *