La gratitud es para todos

“La gratitud le da sentido al pasado, trae paz al presente y crea una visión para el futuro”

Melody Beattie

La responsabilidad de desarrollar un sentido de gratitud desde que nuestros hij@s se están desarrollando como estudiantes y personas de nuestra sociedad traerá consigo grandes beneficios

Practicar el valor de la gratitud es estimar un favor o beneficio que alguien o algo te ha brindado y hacerle saber que estás agradecido. Esto quiere decir que podemos ser agradecidos con cualquier persona u objeto por algún bien que te ha ocasionado. En la educación, los estudiantes deben practicar este sentimiento de agradecimiento, dado que les traerá beneficios para su desempeño académico al igual que para su estado emocional.

  1. Enfocarse en lo bueno. Les permitirá tener un enfoque optimista y valorar los sucesos favorables de su día a día. A menudo quitando el peso en los hechos desfavorables o negativos que hayan pasado. Así valorizamos los hechos, tanto buenos como no tan buenos, de manera más equilibrada.
  2. Ver las soluciones. De la misma manera, desarrollar un enfoque orientado hacia las soluciones en lugar de estancarse analizando el problema les brindará espontaneidad y mejorara su capacidad de resolución de problemas.
  3. Cambios físicos positivos. El ser agradecido repercutirá en la forma de pensar y actuar de los estudiantes, al mejorar el estado de ánimo y enfoque, sentirán menos fatiga y burnout.
  4. Mejora en el estado de ánimo. El enfoque optimista y agradecido mejorará el estado de ánimo de los estudiantes privándolos de pensamientos negativos y destructivos.

Recuerda que la mejor manera de enseñar es dando el ejemplo. Invita a tus hijos a ser agradecidos replicando ese valor dentro del hogar y ellos te seguirán solos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WC Captcha seventy nine + = eighty eight