La tercera es la vencida: Preparándonos para el Regreso a Clases

Después de dos intentos fallidos, donde nos prometían un regreso a clases para mayo y posteriormente para agosto, parece que finalmente podremos ir regresando a las aulas poco a poco. Algunas escuelas abrirán grupos piloto donde se reforzará la importancia de las habilidades que sólo pueden enseñarse de manera presencial, mientras que otras retomarán actividades normales con una modalidad híbrida sincrónica, en la que la mitad de los alumnos tomarán clases desde casa (como se ha venido haciendo hasta ahora) y la otra mitad asistirá a la escuela. Por otro lado, hay escuelas que optarán por tener únicamente grupos reducidos en la escuela, mientras que el grupo que se quede en casa hará actividades de forma asincrónica que contarán para ese día en el que no asistan a la escuela. 

Muchos padres de familia nos hemos preguntado cómo podrán los maestros tener el control de un grupo dividido, cómo podrán prestar atención a las dudas que hay en casa sin perder el control de los chicos que se encuentran en presencial, cómo podrán mantener la sana distancia entre nuestros pequeños para no arriesgarnos al contagio…muchas preguntas vienen aunadas a este regreso a clases y, aunque por el momento no tengamos las respuestas, debemos saber que si nosotros preparamos a nuestros pequeños para este gran cambio, ellos estarán listos para enfrentarse a él.

Practica con ellos

Ayuda a tu pequeño a respetar la sana distancia desde casa, muéstrale qué es lo que tiene que hacer y practica con él/ella para que se sienta preparad@ a las nuevas reglas sanitarias que se implementarán en su escuela. Repasa los momentos en los que puede quitarse el cubrebocas (en caso de que la escuela lo permita), enséñale cómo saludar a sus amigos y maestros desde lejos (inventa un saludo divertido que le ayude a aprender jugando) y recuérdale lo que tiene que hacer para desinfectar sus manos cuando sea necesario.

Relájate

Si tú estás tranquil@, ellos estarán tranquilos. Sabemos que regresar a la escuela aún con la pandemia es un riesgo y existe mucha incertidumbre al respecto, pero mantenerte en calma y concentrarte en los aspectos que tú puedes controlar, ayudará a tu pequeñ@ a sentirse más segur@. Piénsalo así: si tú tienes miedo y hablas todo el tiempo sobre lo mal que está la situación, te estresas y te preocupa que tu pequeñ@ se enferme y contagie a las personas en casa, tu hij@ va a vivir con esa misma ansiedad, ese mismo estrés y no va a poder enfrentarse a esta normalidad que, desafortunadamente, le tocó vivir. Transmítele tu tranquilidad, tu calma y hagan juntos el punto anterior, recuerda sólo controlar lo que está en tu poder, de lo contrario, nunca podrás dejar que tu hij@ se enfrente a las situaciones que lo esperan a lo largo de su vida.

Toma la decisión más conveniente para tu familia

¡No es obligatorio que regresen a clases! No te estreses por algo que ni siquiera va a pasar. Si tú no quieres que tu hij@ se exponga, si prefieres que siga estudiando en casa, platica con la escuela, llega a un acuerdo con ellos y, también pregúntale a tu pequeñ@ qué es lo que quiere, cómo se sentiría más cómodo. Recuerda también tomar en cuenta si la situación familiar involucra a una persona de alto riesgo, o alguien que tiene que salir mucho de casa y está constantemente expuesto al virus.Tarde o temprano tendremos que regresar a nuestras anteriores rutinas, adaptarnos a esta nueva realidad y poco a poco, salir de casa para seguir con nuestras vidas. Y tú, ¿Ya estás list@ para 

Tarde o temprano tendremos que regresar a nuestras anteriores rutinas, adaptarnos a esta nueva realidad y poco a poco, salir de casa para seguir con nuestras vidas. Y tú, ¿Ya estás list@ para mandar a tu pequeñ@ a clases?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *