¿Qué es la Inclusión Financiera?

La inclusión financiera se refiere al acceso que las personas pueden tener al sistema financiero formal, así como al uso adecuado de productos y servicios financieros como lo es el ahorro, el crédito, los seguros y las cuentas de ahorro para el retiro, entre otros.

De acuerdo con la CNBV, la inclusión financiera es necesaria porque propicia una menor pobreza y desigualdad y un mayor crecimiento económico. El acceso al crédito permite que los individuos y hogares adquieran patrimonio —como una casa o un vehículo—, bienes duraderos; que emprendan alguna actividad productiva que genere ingresos; que estén financieramente protegidos ante emergencias o imprevistos, y que cuenten con los recursos suficientes para vivir tranquilos durante su jubilación.

Un individuo será incluido financieramente cuando tenga acceso a un servicio financiero formal (de instituciones reguladas) de manera transparente (protección al consumidor), a la vez que tenga la posibilidad de adquirir la habilidad de seleccionar los productos y los servicios que más le convengan.

Podemos decir que las políticas y programas de inclusión financiera giran en torno a cuatro pilares:

– El acceso al sistema financiero
– El uso de productos y servicios financieros
– La Educación Financiera
– La protección al usuario de servicios financieros

La educación es un elemento clave para la inclusión financiera, que permite hacer un uso eficiente y consciente de los productos y servicios financieros. Cuando las personas tienen acceso al Sistema Financiero tienen mayores oportunidades de escoger las opciones que favorezcan su desarrollo, como invertir en su educación, en un negocio, en su salud o ahorrar para su retiro.

L.A.E. Sandra Osnaya G. 

Especialista en finanzas personales

Despacho Osnaya Asesores

Celular  55 51 44 84 79

www.osnayaasesores.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WC Captcha nine + one =