5 Tips para que tus hijos no fracasen en sus clases virtuales

Llevamos casi seis meses de grandes cambios para los niños. Donde han soportado mucha presión: desde no poder salir ni moverse como deben, hasta escuchar las noticias y las pláticas de los adultos acerca de la pandemia. Las clases virtuales son todo un reto.

Es por eso que te traemos 5 ideas para que tus hijos no pierdan las oportunidades que existen en estos momentos.

Repetimos lo que te veníamos diciendo en entrevistas con especialistas: lo importante es conservar la estructura del cerebro lo más integrada posible. y estos son unos tips para lograrlo


1. PROGRAMA UN HORARIO… y haz que se cumpla

Levantarse a la misma hora, arreglarse y prepararse, son pequeñas acciones que le van indicando al cerebro que va a venir un periodo de poner atención. Se va haciendo en pasos. Detecta cuáles les funcionan a tus hijos, escríbelo, y enséñaselos. Haz que se cumpla. Todos los días.

Parece agotador, pero después de un par de semanas, verás la diferencia. Todo será mucho más fácil y no tendrás que empujarlos para que hagan las acciones indicadas.


2. EL SUEÑO ES SAGRADO

Los niños hasta los 10 años deben dormir por lo menos 10 horas, para gestionar sus emociones durante el sueño, para crecer, para acomodar lo aprendido, para estar de buen humor…
Los adolescentes deben dormir 8 horas!
Y la recomendación es que esas horas inicien antes de las 10 pm, para que entren a la etapa de sueño profundo cuando hay mayor oscuridad y calma alrededor.

Si quieres que pongan atención en las clases virtuales, deben haber dormido muy bien.


3. EL ESPACIO DE TRABAJO…

Siguiendo la teoría de los pequeños pasos antes de que inicien las clases, cuando los chicos se aproximan a un espacio adecuado, el cerebro se va predisponiendo para el inicio del aprendizaje.

Para esto, el espacio de clases debe ser el mismo siempre. Desígnale a cada hijo un espacio o un horario en el espacio.

Que sea iluminado, ventilado, cómodo y a su altura.

Con todo lo que necesita para trabajar al alcance de su mano y con un pequeño vaso con poca agua, para que esté tomando sorbos durante la clase

En lo posible, lejos de ruidos y distractores.


4. HIDRATACIÓN

Esto es básico y en muchas casas desconocido…
El cerebro necesita estar hidratado para hacer conexiones, es decir, para aprender. Lo que necesita es agua. Sólo agua en la medida de lo posible.

No le demos jugos azucarados porque lo que lograremos es que los chicos se inquieten, se aceleren y se distraigan

El agua es el principal componente del cerebro, y es indispensable para su buen funcionamiento: ayuda a mejorar la retención de información (memoria) y permite no sólo la circulación de los nutrientes, en especial la glucosa, sino también la eliminación de sustancias inútiles.

Si no está hidratado, el cerebro presenta dificultades para concentrarse, disminuye la atención, llega el cansancio, la somnolencia, que conduce al nerviosismo y a la ansiedad… y finalmente al estrés.


5. SEAMOS SUS MOTIVADORES

LA ESCUELA ES POR EXCELENCIA, una proveedora natural de estructura para lo salumnos: hay horarios, reglas, tareas.

En esta pandemia, puede surgir la duda de si deben tomar clases virtuales, , porque son una herramienta de contenido para el niño. Es por ello que nosotros como padres de familia necesitamos también ponernos en contexto y motivarnos, diciéndonos positivamente que esto sí funcionará y que a pesar de las complicaciones ya existentes sabremos cómo resolverlas en equipo, en familia.

Este estado de ánimo que viene de los padres, ayudará mucho a que tus pequeños también se sientan seguros en sus clases y que sea cual sea la dificultad, la disposición positiva en todo el ambiente familiar le dará un piso emocional para seguir adelante.


http://www.facebook.com/SkolarEncuentraEscuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *